viernes, 14 de diciembre de 2012

O Vao. Campo de recuerdos azules

El Real Oviedo inició allí su camino al ascenso a 2ªB tras su caída a los barrizales
El equipo que entrenaba Rivas empató a cero en el complicado campo vigués, pero a la vuelta pasó la eliminatoria

Era el domingo 5 de junio de 2005 y los azules volvían a tierras gallegas para lograr el ascenso a 2ªB. El conjunto asturiano se enfrentaría en O Vao el Coruxo, equipo que había finalizado en cuarta posición en el Grupo I de Tercera. 


Alineación del Real Oviedo en Coruxo. Oviedin.com
Para los oviedistas el desplazamiento a Galicia no traía buenos recuerdos, pues venían a la mente las sensaciones de la eliminatoria de la temporada anterior frente al Atlético Arteixo, donde el resultado fue de un gol a cero para los gallegos y que a la postre dejó al Real Oviedo otro año en tercera, al no ser capaces de remontar la diferencia en el Tartiere.


Los precedentes no eran buenos, pero la ilusión estaba por las nubes. El Oviedo había realizado una buena campaña durante la liga regular, con más tiempo para confeccionar la plantilla, por ejemplo. Así, tras conseguir el primer puesto en liga, el bombo deparó un nuevo enfrentamiento a Galicia. 


La marea azul tampoco decepcionó. Unas 3.000 personas se desplazaron hasta Vigo para teñir de azul las inmediaciones de O Vao. El ambiente festivo se vivía en la playa cercana al estadio para sorpresa de la gente del lugar, quienes se sorprendían de tanto alboroto por un partido de Tercera División. Pero era el Real Oviedo.


Estado de O Vao. Web del Coruxo
Los jugadores azules también se impresionaron. Así lo relataba Nacho Fradejas, tal y como pudo verse después en el documental de “Volveremos” que el mismo difundió. Grandioso fue el recibimiento por parte de los aficionados a los jugadores, que estaban abocados a sacar al club de las catacumbas del fútbol. Del autobús al estadio, y a la hora de saltar los futbolistas azules estuvieron arropados por sus hombres.


El Real Oviedo formó aquella tarde calurosa de cinco de julio con Rafa Ponzo; Fradejas, Ricardo, Urízar, Luismi; Benjamín, Caco Morán, Jon Carrera, Yeray, Rubén y Diego Cervero. Rivas optó por un trivote aquella tarde, algo no muy bien visto por los aficionados azules, pese a que el resultado diese la razón al técnico manchego.


La primera parte, quitando los minutos de tanteo, fue para los gallegos, quienes gozaron de múltiples ocasiones. En la segunda parte la tónica fue la misma, aunque los azules pudieron marcar cuando Emilio desbarató una ocasión de Jon Carrera. En este partido debutó además Nacho Rodríguez, quien cubría la baja del lesionado Darío Aliaga y que resultaría fundamental en la fase de ascenso.


Lo mejor sería el resultado, pues el Real Oviedo volvía a Asturias sin encajar goles, para poder rematar la faena en casa. Pero eso es otra historia. Hoy nos centramos en los recuerdos azules en O Vao, que nos llevan a 2005, cuando el Real Oviedo, llevado en volandas pos su afición, comenzaba a decir adiós a los barrizales.


No hay comentarios:

Publicar un comentario