martes, 12 de febrero de 2013

Cuando el césped ya es un problema serio


Lesiones importantes en jugadores azules
Es necesaria una solución

El césped del Carlos Tartiere está empezando a causar problemas graves que pueden lastrar la marcha del equipo para lo que queda de temporada. Más allá de las dificultades para poder jugar al fútbol como locales, el maltrecho estado del terreno de juego puede acabar causando lesiones de gravedad en algunos jugadores y ello puede repercutir al objetivo de la temporada.

El césped antes del encuentro. @_diegodominguez
El otro día ante el Salamanca, y tal como ocurriera ente el San Sebastián de los Reyes o el Avilés, el estado del firme del estadio oviedista era muy preocupante. Acompañado por las lluvias que cayeron en Oviedo esos días, hacían imposible la práctica del balompié. No se podía rasear la pelota en determinadas zonas del campo a riesgo de que el pase no llegara a su destino, había más resbalones de los comunes, y la gran cantidad de barro hace que los futbolistas acaben con las piernas más cargadas de lo habitual.

Esto último puede traer consigo lesiones importantes. Ya contra el San Sebastián de los Reyes el central argentino, Mantovani, tuvo que ser sustituido por problemas musculares, y Manu Busto sufrió una rotura en el cuádriceps, que lo tuvo apartado los dos últimos encuentros del Real Oviedo (donde solamente se logró un punto de seis posibles).


La “broma” del césped puede ir a mayores todavía. Cerrajería fue cambiado el domingo por Héctor Simón en el minuto 51, y Cervero tampoco pudo acabar el partido, dejando su sitio a Fran Sol en el minuto 77. En el caso del primero, existió un pinzamiento del menisco externo en su rodilla derecha. Ello hace que sea duda para el encuentro del domingo ante el Marino canario, donde tampoco estará Aitor Sanz, por acumulación de amarillas.


Foto: Oviedin.com
El caso de Cervero es más serio. Su sobrecarga parece que ha ido a más, según informa OVD Week, y estará, al menos un mes de baja. Con una pequeña rotura en el cuádriceps será imposible que viaje a Tenerife, y al menos hasta después del partido ante en Caudal el pichichi azul no volverá a los terrenos de juego. Hay que recordar que el delantero oviedista ya se había perdido el encuentro en Alcalá de Henares al haberle pasado factura el césped del Tartiere la anterior semana.

En relación a este asunto, el concejal de Deportes del Ayuntamiento de Oviedo, Jorge Menéndez Vallina, aseguró que están trabajando para revertir la situación del césped del Tartiere, pero dejó claro que el principal problema es la falta de tiempo, ya que los azules juegan en casa cada quince días, y en ese sentido, una mejora importante del terreno de juego necesitaría entre un mes y un mes y medio para hacerse efectiva.


Lo que está claro es que en los dos últimos encuentros el Carlos Tartiere ha trastocado los planes del equipo con lesiones inoportunas, y la situación no parece que vaya a cambiar. Mientras se encuentra (y se aplica) una solución, habrá que esperar y sobre todo desear que el césped no cause más lesiones que puedan afectar a la marcha deportiva del equipo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario