jueves, 10 de octubre de 2013

La hora de la humildad

Michu podría debutar mañana con la selección
Ha pasado por todas las categorías del fútbol español

Hace poco menos de diez años, un 26 de octubre de 2003, que un adolescente debutaba con el Real Oviedo tras su descenso a Tercera. Un chico que por sus andares recordaba a Slavisa Jokanovic estaba a punto de comenzar a escribir su historia en el oviedismo. Saltó al campo de la mano de Antonio Rivas, quien le dio la oportunidad en el minuto 66 de partido, y no defraudó, marcó el tanto de la victoria. Esa campaña en Tercera División, anotó otros dos goles, ante el Condal y ante el Navia.

La campaña siguiente Rivas prefirió que el diamante en bruto se siguiera puliendo con el juvenil, alternando algunos choques con el primer equipo, donde será recordado su gol al Ávila en el Adolfo Suárez. El por entonces juvenil abría la lata en el partido más completo de la temporada, que encarrilaba el ascenso para los azules.

Michu, en un partido ante el Barakaldo. Jonás Sánchez
En Segunda “B” se convirtió en un hombre más importante en el primer equipo, pero la temporada 2006-2007 supuso uno de los primeros reveses en su carrera. Muy castigado por las lesiones, el equipo acabó descendiendo a Tercera División, y Michu no pudo hacer mucho por evitarlo. De esa temporada quedará un gol para el recuerdo. Su tanto frente a la Cultural Leonesa es uno de los de más bella factura de los que se han marcado en el Nuevo Carlos Tartiere.

El descenso de categoría acabó con la primera etapa del asturiano en el club de sus amores. Su siguiente destino fue el Celta. Un año en el filial, y otros tres en el primer equipo. Michu mostraba maneras de futbolista. Utilizado como pivote, se veía alejado del área. Sin embargo siguió anotando goles con los vigueses.

Fue aquí cuando se llega a un punto trascendental en su carrera. En enero de 2010 el jugador rechaza una oferta del Sporting, por su sentimiento oviedista. Muchos hubiesen hecho de tripas corazón, ante la oportunidad de debutar en Primera División. Sin embargo, Michu antepuso en corazón al cerebro, consciente de que otra oportunidad le llegaría. Y así fue. Pese a que esa temporada apenas contó para el técnico celeste, como medida de presión para que renovara con los gallegos, la siguiente campaña acabó entrando en el equipo titular.

Michu celebra el tanto en su debut
oviedin.com
Pero otro mazazo para le oviedista fue el fallo del penalti ante el Granada, que costaba a su equipo el ascenso a Primera División. Mucho se especuló sobre ese fallo, sobre todo porque Michu finalizaba contrato con los gallegos, y durante algún tiempo se especuló con su fichaje por el Granada en la 2011-2012. Finalmente fue otro recién ascendido, el Rayo Vallecano, quien se llevó el gato al agua.

Sandoval apostó por el asturiano y lo convirtió en pieza clave de su equipo. Lo situó donde se siente cómodo, cerca de la meta rival, y en la temporada de su debut en Primera, marcó la friolera de dieciséis tantos, una cifra que resultó clave para la salvación de su equipo. Muchos comenzaban a reclamar su convocatoria con la selección por aquel entonces.

Sin embargo la oportunidad no le llegó aún. Pero el Swansea galés le ofreció la oportunidad de iniciar su aventura en la Premier League. Su primer año en el extranjero superó las expectativas. Dieciocho tantos en liga, y tres en la Capital One Cup (uno de ellos en la final) redondeaban una temporada de ensueño. Sin embargo, esa llamada de la Federación Española seguía sin llegar.

Sin desanimarse, Michu empezó otra temporada haciendo historia. En este caso siendo el primer goleador del Swansea en competiciones Europeas. En la Europa League, el ovetense hacía el primer gol de su equipo ante el Malmö sueco. En la fase de grupos también sabe lo que es anotar en un estadio importante, como Mestalla.

Y por arte de magia sucedió. Debido a la lesión de David Villa esa llamada telefónica llegó. El sueño de un chaval de Oviedo que con diecisiete años debutaba con el equipo de su ciudad, se cumplió. Michu podrá debutar con La Roja mañana en Mallorca frente a Bielorrusia. Del Bosque podría darle la oportunidad de disputar algunos minutos con la absoluta, del mismo modo que diez años antes, Antonio Rivas confió en él para defender los colores del Real Oviedo. Lo que es seguro es que lo hará con la misma humildad que por aquel entonces en 2003.

No hay comentarios:

Publicar un comentario