martes, 31 de diciembre de 2013

Menéndez Valina, noveno presidente en once años

Desde Eugenio Prieto no ha habido un presidente que ocupe el cargo más de tres años
Manuel Lafuente es el que más había durado

El nuevo Consejo de Administración del Real Oviedo decidió el pasado domingo por unanimidad que Jorge Menéndez Vallina sería el presidente de la entidad. Ayer se hicieron oficiales el resto de los cargos. Manuel Paredes será el vicepresidente y Fernando Corral ocupará el cargo de portavoz.

Se abre una nueva etapa en lo que a gobierno del Real Oviedo se refiere, y aunque desde el nuevo órgano de administración azul se desee quedar en segundo plano, tal y como señalaba en la rueda de prensa del día de ayer Fernando Corral, lo que es inevitables es pensar en el gran periodo de inestabilidad que ha vivido el club azul durante la última década (más concretamente durante los últimos once años), donde ningún máximo dirigente había ocupado el cargo más de tres años.

Lafuente ocupó su cargo hasta 2005. Oviedin.com
Desde que Eugenio Prieto dejara el club en verano de 2002, y su puesto fuese ocupado por Manuel Lafuente (con aquella polémica venta de las acciones por un euro), la inestabilidad directiva fue una máxima en el club carbayón. Lafuente, que logró salvar al club mediante la firma de un provechoso convenio de acreedores y, además, arriesgó su patrimonio personal para evitar la disolución del club.

En el verano de 2005, mediante otra junta de accionistas, Celso González volvía a regir los intereses del Real Oviedo, de manera oculta, eso sí, ya que los titulares de las acciones serían Fernando Pantoja y José Ángel García. El nuevo presidente, Juan Mesa, reconocía en la Junta de Accionistas en la que fue nombrado, que el que estaba “detrás de las acciones era el mismo que en 1992”.

Una ampliación de capital dio con la entrada en el Real Oviedo de un grupo de empresarios ovetenses. Al principio recibidos con incertidumbre, la llegada de Control Sport Siglo XXII terminó por convertirse en la peor etapa del Real Oviedo a  lo largo de la historia. Toni Fidalgo fue el primer presidente del grupo dirigido por Alberto González, en enero de 2007. Pero la toma de decisiones a sus espaldas acabó por forzarle a dimitir en menos de un mes.

Menéndez Vallina es el nuevo presidente.
Hugo Álvarez
Miguel Cano ocupó su puesto desde febrero hasta junio, siendo recordado por aquella frase pronunciada en el Auditorio Príncipe Felipe, donde aseguraba que “si con dos millones tenemos suficiente, para qué queremos tres”. Tras su marcha en junio de 2007, Dámaso Bances ocupó su puesto hasta diciembre de 2010.  Sin embargo, la huida de personas de Control Sport fue en aumento hasta el punto que desde enero de 2011, tanto Ángel Martín Vaca como Alberto González se quedaron solos al frente del club. Alberto asumió la presidencia en ese momento, donde se llegó a incluir a una empresa como tercer miembro del Consejo.

Los continuos problemas con la justicia de González, sobre el que aun pesa una orden de busca y captura internacional (aunque se comenta que es propietario de un bar en Cancún), sumado al peligro inminente de muerte que corría el Real Oviedo y la obligatoriedad de celebrar la Junta Ordinaria de Accionistas de 2011 (en julio de 2012, por cierto), forzaron a un cambio de dirigentes en la entidad.

Fue el día 12, donde tras una asamblea fallida el día anterior, ya que nadie quería hacerse cargo del club, entraron en el Consejo de Administración Toni Fidalgo, como presidente de nuevo, Sabino López, Pedro Zuazua y Juan Ramón González. Este Consejo de Administración, presidido por Fidalgo en su segunda etapa en el club, pasará a la historia por ser el que salvó al club en el peor momento de su historia. Los carbayones solventaron con éxito una ampliación de capital crítica, y supieron aprovechar el tirón internacional con la entrada de más de 20.000 accionistas extranjeros.

Uno de estos accionistas foráneos fue el Grupo Carso. Los mexicanos decidieron la continuidad de este Consejo hasta julio de 2013, donde Fidalgo, junto a Zuazua y a Juan Ramón, dejaron el cargo. Continuó Sabino como presidente, acompañado del asesor económico Jorge Sánchez.


La historia desde entonces, con la entrada de Menéndez Vallina es conocida por todos. Estamos ante el noveno presidente desde el año 2002. Este periodo de tiempo ha estado marcado por la inestabilidad económica y deportiva en el Real Oviedo. Un mandato largo en el club sería una forma de establecer pilares en la entidad carbayona, con el objetivo de consolidar unas bases y un proyecto a largo plazo. La misión es difícil, pero solamente así se podrá retornar al fútbol profesional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario